LA BISBAL DE FALSET

La Bisbal de Falset
LAS SENSACIONES DEL ACEITE

Aquí la viña empieza a escasear y el vino básicamente está destinado al propio consumo. Los olivos se instalan en las terrazas sostenidas por márgenes de piedra y laderas de pendientes no muy pronunciados. El aceite de El Priorat se elabora a partir de la variedad arbequina. Suele ser un aceite con un nivel medio de frutado, dulce y rico en aromas de frutas maduras, especialmente manzana y plátano.

Según el momento de la cosecha, se diferencian dos tipos de aceite: el frutado verde y el frutado maduro. Es preciso catar diferentes aceites de esta excelente y variada zona para poder valorar su gran riqueza y diversidad de matices.

En La Bisbal había muchos molinos. Los molinos tradicionales aplastaban las olivas con una muela, después se prensaban y a continuación por decantación se separaba el aceite del agua y otras impurezas en unas balsas. Hoy día han desaparecido y la cooperativa se ha dotado de procedimientos modernos de elaboración, un sistema llamado continuo, mucho más rápido e higiénico.

Sobre el 80 % de los habitantes de La Bisbal se dedica al cultivo de la oliva. Con la tecnificación de la agricultura se busca que los jóvenes tengan el futuro asegurado y no se marchen del pueblo. Como curiosidad, la mayoría de los habitantes de La Bisbal de Falset se apellidan Masip ya sea como primer, segundo o en los dos apellidos.

Uno de los lugares de interés es la cueva de Santa Llúcia, que fue convertida en hospital de guerra durante la Batalla del Ebro.

Audios: