Poblado prehistórico del Calvari

El yacimiento del Calvari (s.VII-VI aC) se encuentra muy cerca del pueblo del Molar, sobre una pequeña elevación que permite un buen control de su entorno. Parte de sus estructuras aún restan escondidas ya que no está totalmente excavado. 

El poblado del Calvari (s.VII-VI aC) formaba parte de una estructura territorial integrada por dos asentamientos principales, el Calvari y el Puig Roig (el Masroig), y dos de secundarios, el Tossal del Camat (el Molar) y el Tossal de l’Avenc del Primo (Bellmunt del Priorat), que depenían, respectivamente, de los dos poblados principales. El dominio visual de unos y otros, las comunicaciones con el Ebro, el Siurana y la hoya de Móra así parecen indicarlo.

Es importante tener en cuenta que entre estos yacimientos hay intervisibilidad, una condición que siempre tenían en la antigüidad los poblados pertenecientes a un mismo territorio.
 
Las excavaciones de los últimos años en el poblado han mejorado mucho el conocimiento que tenemos sobre éste. Ahora sabemos que la construcción del antiguo depósito del Molar lo cortó por este lado, aunque no debía continuar mucho más allá. Por el lado de la fuente se ha encontrado el límite y su correspondiente muralla, que es doble. Falta todavía conocer los límites por el lado de la carretera de la Figuera y su extremo norte.
Lo que se ha excavado hasta ahora permite afirmar que tenía más de 1000 m2 y dos partes bien diferenciadas:
La que da al lado de la carretera de la Figuera está ocupada por una serie de casas de planta rectangular alargada que discurren en sentido perpendicular al gran muro que separa los dos sectores y a la carretera.
La que da a la fuente es más pendiente y por eso se disponen toda una serie de ámbitos en sentido contrario, de forma que se adaptan mejor a la topografía natural del terreno.

Para llegar al yacimiento hay que coger el camino cimentado señalizado como "El Calvari" que sale cerca del cruce de la carretera de la Figuera con la del Lloar, muy cerca del pueblo.