Puntos de interés natural

El Montsant es todo un símbolo para el Priorat y las comarcas tarraconenses. No se trata de la montaña más alta ni tampoco la más extensa, aún así, la fuerza de su orografía es incuestionable. Se trata de un macizo compacto, con la mayor parte de su perímetro amurallado por riscos y roquedales de conglomerados oligocénicos.

El Embalse dels Guiamets, que se encuentra en la parte sur de la comarca del Priorat, recibe las aguas del  torrente de Capçanes. Es un lugar ideal para disfrutar de la naturaleza donde se puede observar una gran variedad de aves como la garza real, la garceta, el cuervo marino o el pato de cuello verde.

Cueva cercana al embalse de Margalef de Montsant, ideal para la práctica de la espeleología, donde se encuentra una de las pinturas rupestres más antiguas de Cataluña, supuestamente una cabeza caprina.

Este bello paraje que forma el río Montsant entre la Sierra de la Llena y la del Montsant es uno de los sitios más emblemáticos del Parque Natural.

Sobre los riscos del pueblo de Cornudella de Montsant encontramos la Roca Corbatera, el punto más elevado de la Sierra de Montsant, con una altitud de 1163m.

Más que montañas, la Sierra de Llaberia y la Mola de Colldejou son fortalezas, castillos enfajados por riscos verticales, paredes de roca calcárea que la luz del atardecer tiñe de color miel. Además del Priorat el macizo también se extiende por las comarcas del Baix Camp y la Ribera d'Ebre.

El embalse de Siurana, situado en un entorno magnífico, rodeado por la Sierra de Montsant y las montañas de Prades, recoge las aguas del río Siurana el principal afluente del Ebro en las tierras de Tarragona.

El Toll de l’Ou (‘poza del huevo’) es uno de los sitios más singulares de la sierra de Montsant. Está situado en el Barranc dels Pèlags (‘barranco dels Pèlags’) y suele tener agua casi todo el año.

Se trata de un mirador natural, no apto para personas con vértigo, desde dónde podremos contemplar una gran panorámica del Priorat histórico, de la Sierra de la Gritella y de la Sierra de Llaberia.

El pueblo de la Figuera se encuentra a 575 m de altitud, lo que hace que disponga de unas magníficas vistas panorámicas de la comarca del Priorat.