La ermita de Sant Gregori está situada a 1,5 km de Falset, en un paraje de gran belleza natural. La ermita, donde se venera la imagen de San Antonio, se cobija bajo un abrigo de roca de gres rojizo, de formas sinuosas y agujeros extraños, esculpidos de la mano del viento.

A su alrededor otras rocas de formas curiosas han adoptado nombres populares como el Gigante o el Caracol. El balcón que hay delante de la ermita constituye un mirador privilegiado del valle de Falset, un lugar para disfrutar de los atardeceres que con su luz anaranjada potencian aún más los colores de las roca.

La ermita actual data de 1927 ya que la anterior fue destruida debido a un desprendimiento de rocas. A los pies de la ermita hay una zona de ocio con mesas y un parque infantil. Desde esta ermita se puede ir hasta la las ruinas de la ermita de Sant Cristòfol por un camino señalizado.

Contacto

Dirección

España

Municipio