Información

La Cartuja de Scala Dei, fundada en el siglo XII, es el punto de referencia y visita obligada de la comarca. El territorio de la Denominación de Origen Calificada Priorat se caracteriza por las pendientes de “llicorella” (pizarra) y sus vinos son el reflejo de las duras condiciones climáticas y de la peculiar orografía.

La presencia del convento y sus monjes hasta la mitad del siglo XIX favoreció decisivamente el cultivo de la viña y la calidad de un producto que hoy día goza de prestigio internacional: los vinos de la DOC Priorat. Esta denominación se circunscribe a los vinos de nueve pueblos de la parte central de la comarca.

Distancia
58.10 km

Empieza la ruta!

Uno de los pueblos amparados en la DOC Priorat es BELLMUNT DEL PRIORAT. Con su pasado minero, muestra por todas partes los restos de aquella actividad que duró siglos y que marcó con fuerza su carácter. Cabe destacar el edificio modernista sede de la administración de las minas y en donde se encontraban los laboratorios (Casa de las Minas, 1905), la colonia minera, situada en el mismo pueblo, y la visita del Museo de las Minas donde se puede bajar y recorrer con un guía la primera galería a 35 metros de profundidad.

Siguiendo la carretera llegamos a EL LLOAR, antiguo camino de paso entre el Ebro y Tarragona que fue usado por antiguas generaciones de viajeros. Calles empinadas muy características y balcones sobre el río Montsant. Encontramos en la Font Vella (fuente) un rincón pintoresco donde hacer un alto en el camino.

Seguiremos hacia GRATALLOPS. Es actualmente uno de los centros de gran actividad vinícola. En el pueblo encontramos, a parte de la Cooperativa de 2º grado que reúne la producción de los pequeños pueblos vecinos, diversas bodegas bien conocidas internacionalmente. La pintoresca ermita de la Consolació, a medio camino entre Gratallops y la Vilella Baixa, preside el panorama.

Nos iremos en dirección a LA VILELLA BAIXA, pueblo muy pintoresco de calles empinadas y de rincones interesantísimos como la calle “que no pasa”, claro testimonio de épocas medievales. El puente sobre el río Montsant, con el trasfondo de las altísimas casas tan características de la Vilella Baixa, constituyen la panorámica por excelencia de esta población.

A continuación encontraremos LA VILELLA ALTA, un pueblecito encaramado en un cerro muy cerca de la sierra de Montsant (vertiente meridional). Su iglesia parroquial guarda un retablo del 1700.

Después nos acercaremos a ESCALADEI, antigua venta del convento, fue en tiempo de los cartujos la sede de los negocios de la casa. Desde aquí, el hermano administrador dirigía a los obreros, monjes o no, que cuidaban los rebaños, las bodegas y las tierras de cultivo. Hoy día es un rincón encantador con una iglesuela primitiva rodeada de casas señoriales y bodegas. Las ruinas de la cartuja de Escaladei son de gran interés. La proyección de un audiovisual y una celda restaurada nos ayudan a comprendrer el modo de vida de esta comunidad.

La carretera nos lleva ahora a LA MORERA DE MONTSANT, antiguo pueblecito de origen musulmán que se encuentra justo bajo la muralla de piedra de la sierra de Montsant. Conserva un pórtico románico en su iglesia parroquial. Las ruinas de la antigua cartuja de Escaladei y el pueblo del mismo nombre se encuentran dentro de su término municipal.

El siguiente pueblo que encontramos es POBOLEDA. En la antigua Populeta a orillas del Siurana fue donde los cartujos residieron mientras se construía la Cartuja de Escaladei. De sus terrenos pizarrosos nacen viñas que dan vinos de excelente calidad. Tiene una iglesia de grandes dimensiones dedicada a San Pedro donde se conserva un interesante armario barroco y calles con casas señoriales y bonitas puertas adoveladas. Goza también de parajes pintorescos como la fuente de Mingot, a 1km. de la población.

Seguiremos dirección a PORRERA, pueblo rodeado de colinas plantadas de avellanos y de viña y uno de los pueblos que concentra mayor cantidad de bodegas particulares. A resaltar la presencia de antiguas casas señoriales muchas de las cuales ostentan viejos relojes de sol, algunos de gran interés entre los que se halla el mayor de Cataluña. Otros puntos de interés son la ermita de Sant Antoni (1610) y la iglesia parroquial del s. XVIII.


Y acabaremos la ruta en TORROJA DEL PRIORAT donde tiene su sede el Consejo Regulador de la DOC Priorat. Conserva interesantes detalles de tiempos antiguos en sus calles pavimentadas con cantos de río y un órgano barroco en la parroquia de San Miguel. En la bodega-museo de Joan Pàmies se puede admirar una colección particular de prensas y otras herramientas vinícolas antiguas.